Alivio natural contra la tos con Hedra Hélix

Propiedades

  • Hedera Helix
  • Cedric®
  • La Hedera Helix es una hiedra trepadora, originaria de Europa, norte de África, Asia, India y Japón.

    Sus hojas son perennes y han sido utilizadas con finesmedicinales desde tiempos milenarios. Se comenta que aparecían menciones en manuales fito- terapéuticos de Dioscurides e Hipócrates.

    El extracto desecado de esta hierba, es uno de los agentes mucolíticos más utilizados en Europa, para el tratamiento sintomático y la congestión de la vía aérea. Sus componentes principales son las saponinas. Entre ellas se destaca la alfa-hederina, responsable de su triple acción terapéutica: mucolítica, broncoespasmolítica y antitusígena.

    La alfa hederina, indirectamente a través del sistema beta 2 adrenérgico, libera al pulmón de las secreciones, fluidificando el moco, inhibiendo la tos y disminuyendo el espasmo bronquial.

    Su carácter natural brinda, en las dosis sugeridas, seguridad sin riesgo de adicción ni somnolencia.

  • Cedric® es una línea de productos con Hedera Helix.

    Cedric® Balsámico y Cedric® Expectorantes son jarabes con doble acción: mucolítica y expectorante. Contienen hojas desecadas de Hedera Hélix cuyos principales componentes son las saponinas responsables de su acción terapéutica.

    Cedric® Balsámico y Cedric® Expectorante están indicados tanto para la tos seca, como para la tos con expectoración y cuadros bronquiales.

    Este producto de origen natural, puede ser utilizado a partir de los 2 años, no contiene alcohol ni está contraindicado en personas diabéticas no hipertensas; además no se han descripto interacciones con otros medicamentos habituales, ni presenta los clásicos efectos adversos de los antitusivos, como somnolencia, o acostumbramiento, produciendo alivio de la tos sin inhibirla.

    Cedric® Pocket completa la línea, y suma a esta hierba natural (Hedera Hélix) los beneficios de la benzocaína, un analgésico bucofaríngeo, ideal para el alivio del dolor de garganta que acompaña a ciertos cuadros de las vías respiratorias altas como resfríos y estados gripales.

¿Qué es la tos?

  • Tipos de Tos
  • Causas
  • Tratamientos
  • La tos es el síntoma más común en las enfermedades respiratorias. La mayor parte de nosotros la hemos padecido en algún momento. Se trata de un mecanismo reflejo de defensa que tiene nuestro organismo para evitar la entrada de irritantes o agentes nocivos, facilitar la limpieza de cuerpos extraños como polvo, polen, partículas y microbios.

    Sin embargo, muchas veces el exceso de tos irrita la garganta y también los bronquios, interfiriendo con nuestras actividades laborales, estudiantiles y sociales, generando molestia y gran incomodidad.

    Generalmente se asocia a la tos con enfermedades leves, pero en una pequeña porción de casos, puede convertirse en signo de gravedad en la que es imperiosa la consulta médica.

    También la referencia temporal puede ser importante, ya que se puede diferenciar en tos aguda: aquella que se desarrolla en 3 semanas; en tos subaguda cuando se prolonga de 3 a 8 semanas; y en tos crónica cuando persiste por mas de 8 semanas. Mientras la tos aguda puede ser tratada en forma sintomática y sin supervisión médica al inicio, la tos que se prolonga por más de 5 días requiere consultar con un profesional médico.

  • La tos se produce por la estimulación inflamatoria, mecánica, química o térmica de ciertos receptores que detectan estímulos nocivos en la vía respiratoria. Estos receptores envían señales al cerebro, el cual responde tratando de expulsar al causante de la irritación a través de la tos.

    Las infecciones agudas de las vías respiratorias, como el resfrío común y la gripe, pueden causar tos. Otras causas comunes son: rinosinusitis alérgica (inflamación de la nariz o los senos paranasales), asma, tabaquismo pasivo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema o bronquitis crónica), enfermedad pulmonar como bronquiectasia, enfermedad pulmonar intersticial o tumores. Infecciones pulmonares como neumonía o bronquitis aguda, sinusitis que lleva a un goteo retronasal, consumo de cigarrillo, inhibidores de la ECA (IECA, medicamentos utilizados para controlar la presión arterial como enalapril, por ejemplo). Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

  • ¿Qué puedo hacer para calmar la tos?

    Si tiene tos:

    Evite el humo de tabaco

    Tome abundante líquido

    Puede utilizar vaporizador o tomar ducha de vapor. Ambos humidifican el aire y pueden ayudarlo a aliviar su garganta seca.

  • Tos Seca

    La tos seca también es denominada no productiva. Se caracteriza por ser irritante y producir un cosquilleo en la garganta. Este tipo de tos no se asocia con la producción de flema, pero puede transformarse en tos productiva, con flema, si se prolonga y a medida que avanza la enfermedad.

    La tos seca puede ser desencadenada por alergias, factores químicos o ambientales incluyendo el polvo o el humo del cigarrillo; la acidez estomacal también puede causar tos. También puede ser signo del comienzo de un resfrio.

    La tos seca suele ser bastante molesta, ya que si es repetitiva contrae los musculos del pecho y la espalda, y genera dolor de garganta.

    Tos Productiva

    La tos productiva es también conocida como tos húmeda o torácica. Se caracteriza por ser una tos con flema y es el mecanismo que el organismo utiliza para eliminar cantidades excesivas, de las vías respiratorias.

    La flema suele ser un líquido transparente, que atrapa las bacterias y las particulas que el organismo inhala de forma que puedan ser expulsadas hacia el exterior de las vías respiratorias.

    Diferentes motivos, como el hábito de fumar, la contaminación del ambiente o las enfermedades, hacen que la flema se vuelva espesa y pegajosa, obstruyendo las vías respiratorias; así el organismo genera tos productiva para expulsar dicha flema.

  • Complicaciones de la tos

    No tratar la tos a tiempo puede generar: agotamiento psicofísico, insomnio, arritmias cardíacas, cefaleas, reflujo gástrico, trauma laríngeo, incontinencia urinaria, hernias inguinales, disfonia, hipotensión, y otras complicaciones más severas.

    Posología

    Cedric® Expectorante y Cedric® Balsámico
    (fórmula concentrada)

    Niños 2 a 5 años: 2.5 ml, 3 veces por día.
    Niños en edad escolar (de 6 a 12 años): 5 ml, 3 veces por día.
    Mayores de 12 años y adultos: 5 a 7.5 ml, 3 veces por día.

    Estas dosis pueden ser modificadas según criterio médico.
    No se indica en niños menores a dos años.

    Cedric® Pocket

    Adultos y mayores de 12 años: 1 caramelo 2 veces por día (130 mg de extracto de hiedra desecadas). Pueden ingerirse como máximo diariamente 4 caramelos (40 mg de Benzocaína). Los caramelos se dejan disolver lentamente en la boca, también pueden masticarse.

    Si los síntomas persisten por más de 5 días o emperoran, consulte a su médico para reevaluar el cuadro respiratorio y el tratamiento. La duración del tratamiento no debe ser mayor de 7 días. No se recomienda el uso en pediatría. Sólo a partir de 12 años.
  • En caso de tos seca con cosquilleo en su garganta puede probar con pastillas para la tos o caramelos duros. Evítelos en niños pequeños (en menores de 3 años los caramelos pueden producir ahogamiento).

    Cedric® puede ayudarlo a aliviar la tos y el catarro, por su efecto mucolítico y expectorante.

    Si su tos persiste por más de 5 días, consulte a su médico.

Preguntas frecuentes

Producto

¿Cuándo debo utilizar Cedric®?

Expectorante: Para calmar la tos o catarro.

Balsámico: Si la tos o catarro son más importantes, Cedric® Balsámico (Fórmula concentrada) puede ayudarte.

Pocket: Para aliviar la tos que se acompaña de dolor de garganta. ¿Tenés tos? ¿Y de tanto toser te duele la garganta? Podés tomar Cedric® Pocket.

¿Puedo tomar Cedric® si soy diabético?

Cedric® Expectorante no está contraindicado en pacientes diabéticos.

Cedric® Balsámico y Cedric® Pocket tienen azúcar, consulte a su médico antes de ingerir estos medicamentos.

¿Qué dosis de Cedric® debo consumir por día?

Jarabes: Cedric® Expectorante y Cedric® Balsámico, Fórmula Concentrada

Niños 2 a 5 años: 2.5 ml, 3 veces por día.

Niños en edad escolar (de 6 a 12 años): 5 ml, 3 veces por día.

Mayores de 12 años y adultos: 5 a 7.5 ml, 3 veces por día.

Estas dosis pueden ser modificadas según criterio médico. No se indica en niños menores a dos años.

Cedric® Pocket

Adultos y mayores de 12 años: puede utilizarse 1 caramelo 2 veces por día. Pueden ingerirse como máximo diariamente 4 caramelos (40 mg de Benzocaína).

Los caramelos se dejan disolver lentamente en la boca, también pueden masticarse.

Si los síntomas persisten por más de 5 días o empeoran, consulte a su médico para reevaluar el cuadro respiratorio y el tratamiento. La duración del tratamiento no debe ser mayor de 7 días.

No se recomienda el uso en pediatría, salvo para mayores de 12 años.

¿Dónde puedo conseguir Cedric®?

En todas las farmacias de Argentina.

Seguridad

¿Durante cuánto tiempo puedo consumir Cedric®?

Cedric® Expectorante: Si en 48hs, la tos empeora o no mejora, consultar inmediatamente con su médico. No tomar por más de 5 días.

Cedric® Balsámico: Si los síntomas persisten o empeoran luego de 7 días consulte con su médico.

Cedric® Pocket: Si los síntomas persisten por más de 5 días o empeoran, consulte a su médico para reevaluar el cuadro respiratorio y el tratamiento. La duración del tratamiento no debe ser mayor de 7 días.

¿Puedo consumir Cedric® durante el embarazo y la lactancia?

Antes de tomarlo, debe consultar a su médico.

¿Puedo consumir alcohol mientras tomo Cedric®?

Como con cualquier medicamento, se sugiere la administración de Cedric® (jarabe) con agua cuando sea necesario. No hay contraindicación para el consumo prudente de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Cedric®.

¿Cómo debo conservar este producto?

Cedric® Expectorante: Conservar entre 15 y 30°C.

Cedric® Balsámico, Fórmula Concentrada: Conservar a temperatura ambiente hasta 25°C.

Cedric® Pocket: Conservar entre 15 y 30°C al abrigo de la luz.

¿Qué debo hacer en caso de sobredosificación?

Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o comunicarse con los Centros de toxicología:

HOSPITAL DE PEDIATRIA RICARDO GUTIERREZ: Tel: (011) 4962-6666 / 2247

HOSPITAL A. POSADAS: Tel.: (011) 4654-6648 / 4658-7777

CENTRO NACIONAL DE INTOXICACIONES: 0800-333-0160

Niños

¿Cedric® es apto para chicos?

Se recomienda su uso recién a partir de los 2 años. Los caramelos están contraindicados en niños.

Jarabes: Cedric® Expectorante y Cedric® Balsámico, Fórmula Concentrada

Niños 2 a 5 años: 2.5 ml, 3 veces por día.

Niños en edad escolar (de 6 a 12 años): 5 ml, 3 veces por día.

Mayores de 12 años y adultos: 5 a 7.5 ml, 3 veces por día.

Estas dosis pueden ser modificadas según criterio médico.

No se indica en niños menores a dos años.

¿Por qué los chicos tienen más tos que los adultos?

Los niños pequeños suelen tener más frecuentemente tos y esto puede atribuirse a que su sistema inmune aún no está del todo desarrollado y la exposición cotidiana de la vía aérea a diversos gérmenes desencadena esta reacción de defensa. En algunos casos el sistema respiratorio logra deshacerse de esa amenaza y en otras ocasiones no lo logra y se desarrolla una infección. Generalmente en estos casos al inicio la tos es seca, pero luego se torna secretoria, con flema y tos productiva.

¿Los chicos pueden consumir dosis de adultos?

No. Las dosis de niños son generalmente menores. Cualquier duda consulte a su médico.

Catarro y gripe

¿Cuál es la diferencia entre catarro y gripe?

El catarro es un síntoma, es la secreción nasal o bronquial que también puede producir tos.

El resfrío es una enfermedad de las vías respiratorias altas de causa viral, generalmente leve que cursa con tos, estornudos, congestión nasal, lagrimeo, moco, dolor de garganta, fatiga y a veces fiebre leve. Muchas veces se habla del catarro como de un resfrío.

La gripe o influenza es también una enfermedad viral con síntomas generales más intensos y más decaimiento que el resfrío, se presentan dolor de cuerpo, dolor de cabeza, sensación de cansancio, fiebre elevada, escalofríos, pérdida de apetito, además de la congestión nasal, la tos, los estornudos y el catarro.

¿El catarro puede convertirse en infección?

El catarro o aumento de la secreción nasal generalmente está producida por infecciones virales "comunes o simples" del tracto respiratorio superior como los resfríos. Esta infección produce inflamación de los bronquios y mucosidad más espesa y viscosa de difícil eliminación. Esta inflamación sumada al cúmulo de mucosidad que se va formando estrechan cada vez más las vías respiratorias, dificultando la respiración, pudiendo producir infección bacteriana.

Sí, el catarro puede sobreinfectarse con bacterias. En este proceso catarral ante un agente extraño, el cuerpo trata de eliminarlo generando moco o flema y expulsarlo por medio de tos. En ciertos casos ya sea porque se forme más moco del que se puede eliminar o porque éste sea muy espeso, su expulsión es muy difícil, lo cual favorece la sobre infección bacteriana.

¿Cuándo ir al médico?

Si Ud. tiene tos es importante que consulte con su médico si:
- pasaron más de 5 días del comienzo de los síntomas.
- tiene dificultades para respirar o respiración entrecortada.
- tiene ronchas o la cara, lengua hinchada o dificultad para tragar.
- antecedentes de cardiopatía, hinchazón de piernas o tos que empeora al acostarse.
- exposición a alguien con tuberculosis.
- tiene fiebre.
- siente un estridor o silbido al respirar.
- su flema es espesa, maloliente.
- expectora con sangre.
- su flema es espesa, maloliente.
- ha perdido peso involuntariamente y presenta además sudores fríos.
- tiene tos de comienzo repentino e intensa.

Contacto

Nuestras operadoras están para ayudarte!

Si tenés alguna duda podés contactarnos telefónicamente al 0800-333-3532